Percepción: generalidades

La percepción auditiva es la representación mental del entorno sonoro inmediato. Se lleva a cabo en el cerebro y de ella deriva la interpretación y la comprensión de nuestras sensaciones auditivas.
 Esquemáticamente, el oído codifica los diferentes sonidos que nos llegan. El cerebro, por su parte, analiza las señales codificadas para reconstruir mentalmente la escena auditiva, de acuerdo con la experiencia previa, el estado emocional y la atención que se preste a esas señales.

Las sensaciones auditivas

Las características fundamentales de la sensación auditiva son: la sonoridad, la altura tonal y el timbre.

  • La sonoridad es la sensación de intensidad: nos permite decir que sonido es más fuerte o más débil.
  • La altura tonal (o tono) es la sensación ligada a la frecuencia: nos permite saber si un sonido es agudo o grave.
  • El timbre es la característica que nos permite diferenciar dos sonidos que causen la misma sensación de intensidad y de altura tonal. La voz de cada persona tiene su propio timbre; lo mismo sucede para cada instrumento musical (ver la sección de " Música").

Audición binaural

Cuando se oye un sonido, cada uno de nuestros dos oídos reciben una información, así se produce la audición binaural. Como nos sucede para la imagen en la visión binocular, la utilización de los dos oídos es necesaria para dotar de algún "relieve" a los sonidos (es la noción de estereofonía).

Elevación de la sonoridad

Cuando el mismo sonido llega a ambos oídos (sonido N º 2), la intensidad percibida es mayor que si solo hubeise llegado a un oído (sonidos 1 y 3).

Sonido 1

Sonido 2

Sonido 3

Si es posible, escuche los diferentes sonidos con unos auriculares

La localización del sonido en el plano horizontal

Con un solo oído no podemos determinar el origen de un sonido. Son las diferencias de intensidad y de tiempo de las ondas que llegan a nuestros dos oídos las que permiten establecer la posición (ver animación).

Cuando la fuente de sonido se coloca en el lado izquierdo de la persona, la onda de sonido llega primero al oído izquierdo y luego al derecho, con cierto retraso. Además, la cabeza tiene un efecto de sombra que reduce la intensidad del sonido.
Resultado: los dos oídos reciben un sonido con una diferencia de tiempo y con una intensidad diferente. Esto permite localizar (incluso cerrando los ojos) un sonido en el plano horizontal.

Análise dum ambiente auditivo

Cada día nos enfrentamos a múltiples fuentes de sonido. El análisis de una escena auditiva se basa en las propiedades de la audición binaural que acabamos de describir, a las cuales se añaden las informaciones frecuenciales que contienen cada una de las diferentes fuentes de sonido.

Inicialmente, el personaje que vemos a la entrada de esta habitación recibe un conjunto de sonidos un poco cacofónico: se trata de la suma de todas las fuentes de sonido que hay en la sala ...
 ... Poco a poco, comienza a reconocer cada una de estas fuentes (la radio, el ventilador, el gato que ronronea, el reloj y el teléfono) y va a dirigirse hacia el teléfono que está sonando y que le parece "prioritario". A continuación, durante la conversación telefónica nuestro personaje "olvida" momentáneamente las otras fuentes de sonido.

Esto el mismo tipo de fenómeno que nos permite, en el bullicio de un cóctel con un fondo musical ambiente, centrar nuestra atención en la conversación con uno de las personas más próximas.

Última actualización: 08/10/2016 14:55