Qué es una sordera? un acùfeno ?

La sordera (o hipoacusia) es un término genérico que sirve para definir la reducción de la agudeza auditiva. Las sorderas debidas a una lesión central (cerebral) son muy raras, de manera que la gran mayoría de las pérdidas de audición están relacionadas con una alteración del oído. Las sorderas de transmisión se originan en el oído externo o medio. Las soredras neurosensoriales (que aún se denominan como sorderas de percepción) se originan esencialmente en el oído interno. En ambas categorías hay que hacer una distinción entre sorderas genéticas y adquiridas.
 Por último, dependiendo de la gravedad de la alteración se clasifican también en sorderas ligeras, medias, profundas o compeltas o totales.

La sorderas de transmisión y la sordera neurosensorial

Las sorderas de transmisión están relacionadas con una alteración del oído externo (la obstrucción del conducto: por ejemplo un tapón de cera) o del oído medio (otitis, lesiones en los huesos, ...). El déficit, generalmente moderado, afecta sobre todo a la percepción de los sonidos graves y poco intensos: se escucha con dificutal, o no se oye, la voz baja o susurrada.

Las sorderas neurosensoriales (o sorderas de percepcióon) se deben a una disfunción del oído interno (cóclea) y generalmente reflejan las lesiones de las células ciliadas o del nervio auditivo.

Nota: Una sordera de transmisión y una sordera neurosensorial pueden presentarse combinadas en un mismo oído, lo que constituye la sordera mixta. Por ejemplo una patología del oído medio como otosclerosis en una etapa avanzada puede afectar al oído interno y provocar una sordera mixta.

La sordera unilateral y la sordera bilateral

La hipoacusia puede afectar a un solo oído (sordera unilateral), a los dos oídos de forma simétrica (hipoacusia bilateral simétrica) o, siendo bilateral, ser más importante en un lado que en el otro (sordera bilateral asimétrica).

Las consecuencias sobre la percepción auditiva son diferentes: la sordera bilateral, obviamente, es mucho más discapacitante que la unilateral. Es la misma situación que en la vista donde no se puede comparar la situación del ciego con la del tuerto.

La edad de comienzo de la sordera

En los países occidentales, la proporción de la población con pérdida auditiva, unidas todas las posibilidades, es un 7 o un 8 % (por ejemplo, en Francia un informe oficial de 1998 indicaba la existencia de más de 4 millones de sordos).

La sordera puede desarrollarse en individuos de diversas maneras a través del tiempo. Puede moverse de repente o poco a poco, o puede ser estable o no fluctúan con el tiempo.

La edad de aparición de la sordera es un punto muy importante. En los niños, por ejemplo, las repercusiones de una sordera serán muy distintas si se presenta antes o después de la adquisición del lenguaje.

Por tanto la edad de presentación de la sordera es un aspecto muy relevante. Una pérdida de audición que se detecte poco después de su aparición tendrá una mejores perspectivas que una sordera antigua.
 Cada vez más países están incorporando programas de detección precoz de la sordera en el recién nacido y están desarrollando campañas de prenevnción.

La sordera genética y la sordera adquirida

La sordera puede ser genética o puede aparecer durante la vida postnatal (adquirida) por una enfermedad (trauma acústico, infección, toxicidad, envejecimiento).
 Pero también puede deberse a una alteración adquirida sobre una predisposición genética. Los individuso son todos diferentes frente a la infección, el trauma.

A la naissance

 Al nacimiento

Según la Organización Mundial de la Salud de cada 1000 nacimientos se diagnostican entre 1 a 1,5 casos de sordera severa o profunda, lo que asciende al 3% si se incluyen las soredras moderadas y al 5% si se incluyen todos los tipos de hipoacusia.

Las tres cuartas partes de la sordera son de origen genético (g). La otra cuarta parte se debe a sorderas adquiridas durante el embarazo o en el periodo perinatal.

Chez l'enfant

 En los niños

La mayoría de las sorderas se deben a problemas del oído medio (OM) como la otitis crónica.
 La proporción de sorderas genéticas (g) en los niños se reduce al 10% aproximadamente.
 El resto (azul) está ligada a diversos factores.

Chez l'adulte

 En el adulto

Los factores que provocan sordera en el adulto están aumentando y representan en la actualidad la gran mayoría de las sorderas.

Las otitis crónicas del oído medio (OM) sólo suponen el 20%, aproximadamente, de estos factores, algo menos que la enfermedad de Meniere (M), que también afecta al sistema vestibular (vértigo). El trauma acústico (t) debido a la sobre-estimulación sonora, ocupa ahora el primer rango de los factores responsables de la sordera ... y su importancia sólo puede aumentar (ver " El ruido: ¡ Atención : Peligro ! ").

Otros factores (azul) completan esta tabla: principalmente los medicamentos ototóxicos y la sordera súbita. Las sorderas de origen genético (g) solo suponen un pequeño porcentaje del total, pero hay que señalar que en muchos casos (trauma acústico, ototoxicidad, Meniere ...) es probable que haya un componente genético que acentúe o acelere la sordera adquirida.

Sordera vinculada a la vejez

Esta tabla muestra el nivel de audición medio para las personas de 20, 40, 60 y 90 años. Es probable que las variaciones individuales se deben también a un componente genético.

Tenga en cuenta también que la presbiacusia no es independiente de la sordera adquirida. El envejecimiento "natural" puede estar acelerado como consecuencia de todas las enfermedades acumuladas a lo largo de los años. Por ejemplo, la exposición excesiva a los sonidos demasiado intensos o traumática puede ser responsable de una presbiacusia precoz: se puede llegar a 40 o 50 años ¡ con unos oídos que tengan 90 años !

presbyacousie_es

Haga click aquí para ver la aceleración de la presbiacusia (que se denomian presbiacusia precoz), debida a la exposición excesiva a los sonidos intensos.

Nota: Los grados de sordera y su exploración se comentan en ésta página en otros apartados: Se pueden encontrar como introducción al capítulo " Tratamientos actuales"

Última actualización: 10/10/2016 08:06