¿ Cómo oigo ?

La audición, como cualquier sensación, es el resultado del trabajo conjunto de dos elementos : el órgano sensorial, el oído que capta el sonido y lo transforma en mensaje neural, y el cerebro auditivo, que decodifica el mensaje para comprender la percepción. Un oído sin cerebro es como un micrófono sin conectar. Por otra parte, sin oído ni siquiera nos podríamos imaginar lo que es un sonido

Representación esquemática de la "pareja" órgano de los sentidos / cerebro

Seis órganos de los sentidos captan los estímulos externos (observe, de paso, que hay que terminar con la noción arcaica de "los cinco sentidos"!). Son : el ojo (la visión), la nariz (el olfato), la boca (el gusto), la superficie de la piel (tacto o sensibilidad general) y el oído interno en el que se encuentra dos órganos (la cóclea para audición y el vestíbulo para el equilibrio).

Su principio de funcionamiento es similar: captan el estímulo (físico o químico) y lo codifican en mensajes nerviosos que alcanzan el cerebro por los nervios específicos. En el cerebro, diferentes niveles o núcleos (C1, C2, C3) analizan el mensaje, lo decodifican para generar una percepción en la corteza cerebral.
 Dos ejemplos se detallan a continuación para la sensación auditiva (compárese con el vídeo de arriba) y la visión.

Cliquez sur les deux exemples détaillés ci-dessous pour la sensation visuelle et la sensation auditive.

Visión

La luz es un estímulo que se codifica en el fondo del globo ocular a través de la retina. Los mensajes que se codifican de esta forma (posición del estímulo de luz, intensidad, color, ...) se remiten al cerebro a través del nervio óptico. En el cerebro, estos mensajes son interpretados y alcanzan la corteza occipital donde tiene lugar la percepción visual.
 
  Ejemplo: es un relámpago enorme que acaba de atrvesar el cielo tormentoso ...

Audición

El sonido es una vibración (ver el capítulo ¿Qué es lo que oigo?) que se codifica en la cóclea (oído interno, parte auditiva) y se transmite al cerebro a través del nervio auditivo. En los centros del cerebro, que son grupos de neuronas especializadas, se decodifica el mensaje para conseguir que a su llegada a la corteza auditiva se obtenga una percepción tan precisa como sea posible.
 
 Ejemplo: es un trueno que sigue al relámpago que acabamos de ver ... pero lo percibimos varios segundos después, sabemos que la tormenta está lejos todavía.

Observe que, en el cerebro, los centros especializados para la sensación visual son diferentes de los centros auditivos. Es lo mismo para el resto de las sensaciones. De este modo podemos establecer un verdadero "mapeo" de las sensaciones del cerebro.

Animación que muestra la cooperación del oído y el cerebro

El sonido es captado por el oído externo, amplificado por el oído medio y transmitidas al oído interno o cóclea, que convierte las vibraciones de sonido en mensajes nerviosos. El nervio conduce este mensaje codificado (es decir, con los atributos del sonido: débil o fuerte, garve o agudo, breve o largo, etc.) a diferentes estructuras cerebrales que se encargan de la decodificación para producir una percepción : ¡ yo oigo !

Última actualización: 04/10/2015 14:41